• lunes , 19 febrero 2018

Al Bat: Kike ¡ sensacional !

 

Por Jesús Alberto Rubio.

Vuelvo al tema de ayer: Cuando el beisbol te da, lo puede hacer a manos llenas.

Le acaba de ocurrir a Enrique “Kike” Hernández: grand slam y otros dos vuelacercas, con siete producidas, wow!, dije en mi FB y con justa razón.

¡Sensacional!

Y ya vio cómo el No. 14 de los Dodgers (que evoca el de Celerino Sánchez, obviamente), celebraba a más no poder y de qué forma cada jonrón al llegar tras pisar el plato y llegar al dogout.

El borinqueño nunca había dado un cuadrangular en postemporada, de modo que imagínese la clase de jornada que tuvo la noche del jueves en el Wrigley Field de Chicago.

En sus cuatro años en la Gran Carpa (los últimos tres con Dodgers), solamente ha logrado pegar 28.

Esta campaña dio 11, su máxima cifra desde que en el 2014 llegó a Los Ángeles procedente de los Marlins-Astros.

Pero, esta vez, hizo historia de manera sorprendente… y en qué momento.

Sí: se metió en los libros de récords como apenas el 10mo pelotero en dar tres jonrones en un juego de postemporada y el primero en empujar tantas carreras en un duelo de Serie de Campeonato.

Nadie había hecho ambas cosas en un mismo encuentro de playoffs.

En el caso particular de una serie por el campeonato de liga, el nativo de San Juan, Puerto Rico, de 26 años de edad, se convirtió en el cuarto jugador con un juego de tres jonrones emulando a Bob Robertson (1971, Nacional), George Brett (1978, Americana) y Adam Kennedy (2002, Americana).

Las siete remolcadas de Hernández establecieron un récord en una Serie de Campeonato.

No necesito decirle que su enorme ofensiva ayudó en la victoria 11-1 de los Dodgers sobre los Cachorros en el Juego 5 de la SCLN.

Sus sorprendentes tablazos contribuyeron –junto con el pitcheo de Clayton Kershaw; admitió sólo tres hits en seis entradas– a que el equipo calificara ala Serie Mundial por primera vez desde 1988 cuando fueron campeones otoñales ante los Atléticos de Oakland.

Ya veremos cómo se comporta en la serie otoñal que empezará el martes de enfrente en el Dodger Stadium de mil amores.

Dusty deja a los Nats

Los ciclos también están para cerrarse.

Después de dos temporadas exitosas, mi amigo Dusty Baker no regresará el próximo año como mánager de los Nacionales de Washington.

Debo decirle que su contrato venció al final de esta temporada y pues, no hubo renovación.

Y ello, con todo y que Dusty condujo a los Nats a títulos consecutivos de la Liga Nacional Este por primera vez en la historia de la franquicia.

En ese periodo, logró un récord de 192-132 para el mejor tramo de dos años de los Nacionales.

Sin embargo, caray, el equipo no alcanzó su objetivo de postemporada, perdiendo en el Juego 5 de la Serie de División de la Liga Nacional en Nationals Park en 2016 y 17.

Qué hacer.

Ahora, de seguro habrá de caerle un nuevo llamado y contrato.

Ya veremos de quién.

Ron Gardenhire

Y si de estrategas se habla, los Tigres de Detroit oficializaron la contratación de Ron Gardenhire, quien condujo a los Mellizos a seis títulos de la División Central de la Liga Americana del 2002 al 2010.

Gardenhire y los Mellizos cortaron vínculos después de la campaña del 2014 tras finalizar con récord de 1068-1039 a lo largo de 13 temporadas.

Related Posts

[Rich_Web_Slider id="1"]