• martes , 21 noviembre 2017

Brindan apoyo oportuno para salvar a menor

 

Hermosillo, Sonora.- Estar en el lugar correcto y tener los conocimientos y habilidades indicados fueron cruciales para que los agentes de la Unidad Motorizada Antirrobo José Alfredo Mercer del Cid y Jesús Ramos Padilla salvaran la vida de la pequeña Mía Valentina, de 4 años de edad.

Ambos transitaban por las calles de la colonia Modelo en recorridos de vigilancia, cuando una mujer los interceptó y les pidió ayuda para llegar desde el cruce de bulevar Morelos y Periférico Norte hasta el jardín de niños ubicado en las calles Cerro Del Oro y El Cobre, en la colonia San Luis.

Quien pidió la ayuda fue María Karina, de 23 años, madre de Mía Valentina, quien minutos antes había recibido una llamada de la directora del plantel informándole que su hija se había puesto grave de salud.

La joven madre fue apoyada abriéndole paso entre el tráfico del bulevar Ignacio Soto hasta entrar al jardín de niños, donde fueron recibidos por personal administrativo y docente, quienes entregan a la pequeña Mía Valentina al agente Jesús Ramos Padilla.

El policía notó que la pequeña de 4 años se encontraba convulsionando, y al revisar sus signos vitales la niña dejó de moverse y de respirar.

Jesús comenzó de inmediato a aplicar la técnica de Reanimación Cardio Pulmonar  para infantes, mientras que José Alfredo solicitó vía radio la presencia de una unidad patrulla para trasladar de urgencia a la pequeña.

En poco tiempo la pequeña reaccionó y volvió a respirar, mientras que la unidad  1017 llegó al jardín de niños, subiendo de inmediato a la niña y a su madre para llevarlas hasta el Hospital Ignacio Chávez, tomando la calle Cerro del Oro, calle La Caridad, el bulevar Mazón López, después el bulevar Kino, bulevar Rodríguez y entrando a la calle Juárez para ingresar al área de urgencias, donde ya esperaban a la pequeña.

Elementos de la Policía Preventiva y Tránsito de Hermosillo al escuchar la solicitud de auxilio en el traslado implementaron medidas para despejar la ruta de vehículos, tapando los cruceros para dar prioridad al traslado de la niña.

Tras haber sido atendida y estabilizada, la doctora que la atendió informó que la niña se encontraba fuera de peligro pero seguiría bajo observación, debido a que había sufrido una crisis convulsiva febril, derivada de un episodio de epilepsia.

Related Posts

[Rich_Web_Slider id="1"]